sábado, 11 de diciembre de 2010

Avatar Edición de Coleccionista: La Aventura Completa.

Las palabras son redundantes para hablar del fenómeno Avatar. Basta con decir que el año pasado se coronó como la película más taquillera de la historia, siendo la única en derrotar el récord impuesto por Titanic, obra de su mismo director. Muchos aún podemos debatir si su contenido fue una copia de Danza Con Lobos o Pocahontas, si es una buena película o únicamente un vehículo para desplegar los más avanzados efectos especiales. Lo cierto es que Avatar llegó para dejar huella en la historia del cine. Este Diciembre se encuentra ya a la venta su Edición de Coleccionista en DVD y Blu-ray con la última versión extendida de la cinta; he aquí el veredicto personal de la misma tras pasar a examinación por un servidor.

Dicha presentación contiene 3 versiones distintas de la película: la original de su estreno en cine, la versión del relanzamiento de hace unos meses con 8 minutos adicionales, y la versión extendida para coleccionistas, la cual es el principal atractivo, con 15 minutos extras que sumados hacen una duración total de aproximadamente 3 horas. También hay material extra bastante completo, entre los que se encuentran 4 cápsulas muy interesantes de la filmación de Avatar, que nos hacen apreciar más los esfuerzos a favor del proyecto.

La carátula del DVD anuncia que éste es el "viaje completo" a Pandora, y para cualquier fan y tal vez algún no fan, tal declaración no puede ser menos que correcta.

Avatar no deja de ser la cinta imperfecta que es, pero uno no puede dejar de preguntarse porque el material mostrado ahora no fue incluido desde su estreno original; sencillamente es eso: el recorrido completo, y cada escena restaurada merece estar ahí.

Un ejemplo de esto es la primer secuencia
añadida, que arranca en los primeros minutos, y es la del protagonista Jake Sully en el planeta Tierra. Tal secuencia nos hace entender más las motivaciones del personaje, y lidia un poco más con su discapacidad, en lugar de simplemente arrojárnoslo como el héroe forzado en la versión original. Nos queda claro tras esta escena también porqué Jake es capaz de amar tanto un planeta que no es suyo tras el contraste entre ambos mundos.

Lo mismo sucede con varias secuencias extendidas del personaje de Sigourney Weaver, ahora su afecto a los Naavi y desprecio por los soldados es más justificado mediante una historia que involucra el fallecimiento de la hermana de Neytiri, por consiguiente su actuación en la parte clímax se aprecia de una forma más intensa. No sólo ello, la batalla misma pareciera ahora sentirse más emotiva tras cada dato agregado.

Otras escenas añadidas incluyen nuevas criaturas, un ataque Naavi, y más de Tsutei, el prometido de Neytiri, entre otras. Cada una de ellas no se siente como algo impuesto o sobrante, sencillamente embonan como si siempre debieran haber estado ahí y hacen de Avatar una película más completa. No dejo de pensar, que ésta es la versión que me habría dejado más satisfecho en cines. Recalco: no deja de ser imperfecta, pero es una experiencia superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada