sábado, 19 de octubre de 2013

Gravity: No te sueltes.


Tal vez este review será corto, porque es difícil mencionar mucho de esta película que no reste a la experiencia de asombro cuando la vean por primera vez. Incluso ni siquiera incluiré la trama para que al igual que yo, vayan en blanco, y no tengan idea de donde vendrá el golpe. Basta decir que como se veía de lejos, Gravity es ciertamente de las mejores películas de este año, sobre una misión espacial que en segundos se torna en una batalla por sobrevivir, y que indudablemente será campeona de varios premios en los Óscares, ya que no sólo es visualmente impresionante, y no sólo tiene excelentes actuaciones de parte de George Clooney y Sandra Bullock, sino que también presenta un mensaje importante sobre el que cualquiera puede identificarse y necesita prestar atención. A pesar de estar confinada la trama a dos personajes, en ningún momento queda a deber. Como los grandes contadores de historias, Cuarón usa todo su lenguaje cinematográfico para crear un inesperada gama de simbolismos de la vida misma y al hacerlo dota a su película de una mayor importancia que simples méritos técnicos.
Realmente es difícil encontrarle peros a algo tan bien realizado como esto, que aún cuando pudo haber tenido limitantes por lo ambicioso de su propuesta, sale avante con un espectáculo original, y una aventura tensa y emotiva a la vez, con el mejor uso del 3D que he visto a la fecha, no sólo por lo bien que se ve, sino porque es usado a favor de la historia, y no imagino una experiencia igual de sumergidora sin él.
En resumen, una maravilla que necesita verse en una pantalla grande, de preferencia digital y con 3D. Háganlo así y difícilmente encontrarán fallos a la experiencia a no ser por buenas dosis de vértigo, porque Gravity rescata la mera razón por la que debe de existir el cine.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada